Moka Italiana

La clásica MOKA o Italiana patentada por Alfonso Bialetti es uno de los métodos más utilizados para hacer el café en casa.  Aquí los pasos para obtener un buen café y evitar un problema común que es quemar el café. 

  1. Precalienta el agua. Lleve el agua de la tetera a ebullición y retírela del fuego. Hacemos esto para evitar que la temperatura de la olla moka se caliente demasiado y cocinando el café dándole un sabor metálico.
  2. Moler su café en un ajuste de café por goteo, casi tan fino como la sal de mesa. Necesita suficiente café para llenar el filtro, que es de aproximadamente 15 a 17 gramos.
  3. Llene con el agua caliente hasta la parte inferior de la válvula de la cafetera.
  4. Inserte el filtro en la parte inferior de la cafetera y llénelo con café hasta que se forme un montículo, nivélelo con el dedo y limpie el borde superior para asegurar un buen cierre.
  5. Atornille la parte superior de la cafetera sin apretar demasiado. Recuerde que la parte inferior está caliente.
  6. Ponga la cafetera en la hornilla a fuego moderado, teniendo cuidado de no exponer el mango al calor y deje la tapa superior abierta.
  7. Puedes añadir unas gotas de agua para evitar que el fondo de la parte superior de la cafetera este muy caliente y queme el café. Comenzará a salir una crema de color marrón que se irá aclarando.  Para preparar capuchinos puedes retirar la cafetera apenas empiece a aclarar la crema.
  8. Retirar antes de que comience a salir vapor.  Y colocar la parte inferior debajo de un grifo para detener la extracción y evitar que el café tome sabor metálico.
  9. Puede añadir agua para hacer un americano, dependiendo de su preferencia.