Espresso

Hacer un buen espresso demuestra hasta donde es capaz de llegar un aficionado por del disfrute de esta mística bebida, que para muchos puede ser su única opción.  A diferencia del resto de los métodos que son por remojo y gravedad, el espresso es un método de extracción a alta presión, donde se produce una bebida concentrada rápidamente.  Fue nventado por Gaggia en Milano y luego promovido por partido cominista en italia para reducir el tiempo del famoso coffee break.

Que define un gran espresso

Son varios factores: temperatura del agua, presión de la maquina y la finura de la molienda. El tiempo y la presión del agua resultan en variaciones significativas de sabor. El expreso es el santo grial de los métodos de extracción.

Basicamente el agua y la presión son parámetros que se fijan en la maquina 96C y 9 o mas bares de presion en el portafiltro.  Esto dependerá del tipo de maquina que se disponga.  Las maquinas pequeñas de casa requieren de una bomba de 15 bar por ser mucho mas pequeñas para lograr un resultado similar.

Por lo cual en el espresso todo se reduce a la molienda. La finura de la molienda a una temperatura y presión constantes definirán el tiempo.  Al final debe ser de 25 a 30 segundos y 30 ml de elixir.

1. Sacar el portafiltro. Colocarlo sobre la balanza y calibrar.

2. Colocarlo en la maquina y dejar correr el agua,

3. Coloque entre 18 y 21 gramos de cafe molido para un shot doble (previo ajuste del molino) en el portafiltro y distribuya el cafe parejo con el dedo.

4. Con el tamper presione de manera pareja el molido de cafe.  Unos 15 kilogramos son suficientes.  Luego gire para que quede una superficie lisa de cafe.

5. ponga el portafiltro en el cuerpo de la maquina y use una taza de cerámica caliente preferiblemente para comenzar la extracción.

6. La extracción deberá ser de unos 30 segundos y 25 a 30 ml por shot. El resultado será un crema viscosa.